0.2. La apertura del hotel y otras cosas de la vida2018-12-04T12:42:20+00:00

0.2. La apertura del hotel y otras cosas de la vida
Cosas de la vida, no sólo se heredan los bienes, también heredamos de nuestros padres, junto con el hotel, la propensión a la discusión sin fin.
En diciembre, recién recuperado el hotel, con el empuje y tesón de nuestra adorada Rosario, potencia vital infinita, pilar y pegamento de unión familiar, y creyendo (ay, ilus@s) que éramos conocedor@s del poco cariño que nuestro bien patrimonial más preciado había recibido durante los diecisiete años que lo tuvimos alquilado, una nota que lanzaba en Facebook la noticia de que reabriríamos el hotel, nos puso en contacto con una amiga que buscaba alojamiento para familiares invitad@s a su boda en abril.
Con la ilusión que nos movía en ese momento, que será histórico para nuestra familia, y por qué no decirlo, tal vez algo inconscientes de la magnitud de la epopeya que íbamos a tener que enfrentar, aceptamos nuestra primera reserva que se formalizaría vía whatsapp.
Y seguimos con nuestros tejes y manejes.
Las cosas se nos pusieron difíciles, no sólo porque nos encontraríamos con muchos problemas por el camino, sino también por razones que alterarían nuestras vidas para siempre y lo que pensábamos que iba a ser un camino de rosas, se convirtió en una pesada carga que sin el compromiso personal adquirido con nuestros primeros huéspedes, se hubiera eternizado en enrevesadas tomas de decisiones que, seguro, no nos hubieran permitido abrir en mucho tiempo, por aquello de que las cosas se tienen que hacer en caliente. Pasada la euforia del principio, la pulsión que nos llevó a publicar aquella nota, se hubiera apagado como un cigarrillo olvidado en el cenicero.
Así es que nos vemos de repente con a penas cuatro semanas de tiempo para poner al día un establecimiento prácticamente en estado de abandono, e insuflarle todo el cariño que le guardamos y los buenos recuerdos de nuestra infancia. Y nos ponemos en marcha.
Aquí el clan familiar pone toda su inagotable energía y buen humor, para atravesar estos momentos cargados de sonrisas y lágrimas y sacar adelante el trabajo necesario. Nos acompaña también Susana, que pistola en mano, blanqueará todos los malos recuerdos de los últimos 17 años. Y mucha gente más que buscará huecos en sus agendas y trabajos diarios para proveernos, ayudarnos y darnos el cariño que tanto agradecemos, para que al fin podamos abrir.
Y llega la fecha señalada y abrimos para recibir a estas personas que sin conocernos de nada y con la única referencia de una larga conversación a través de mensajería instantánea, han confiado en nosotr@s y han llegado al hotel sin saber qué se iban a encontrar.
Les estaremos eternamente agradecidas. A las que nos empujaron, a las que confiaron en nosotr@s, a las que nos ayudaron y nos apoyaron y a otras más (qué pena más grande) que no han podido acompañarnos en este viaje que acabamos de empezar.
Gracias a todas ellas. Infinitas.
Volver

Contact Info

c / SAN PERE 28 | 03590 ALTEA | ALICANTE

Teléfono: +34 965 840 800 | +34 966 940 900

Web: Visit Us Online